Eje Director X: Comunicación integrada para la sociedad digital

La comunicación desempeña hoy en día un papel fundamental en todo tipo de organizaciones públicas y privadas, entre las que se incluye a la Universidad. Para adaptarse de manera continua al dinámico y cambiante entorno en el que actúan, las universidades requieren establecer un diálogo continuo con muchos y muy variados públicos de interés. De una adecuada comunicación se derivan activos, como una buena imagen y reputación, que, aunque intangibles, tiene un enorme valor estratégico para las universidades. De hecho, la comunicación ayuda a las instituciones de educación superior a mostrar lo que son y lo que pretenden, y contribuye a construir tanto su imagen corporativa como la de los títulos y servicios que ofrece.

En los últimos años, motivado por diversos factores de índole económica, tecnológica, competitiva y normativa, las universidades han comenzado a sistematizar una relación con el entorno social y económico orientada a mejorar su posicionamiento e imagen, captar fondos privados y atraer estudiantes de otros ámbitos geográficos. En definitiva, una nueva forma de entender la comunicación en la universidad, una comunicación integrada orientada a sus públicos internos (comunidad universitaria) y externos (sociedad en su conjunto).

En esta línea, uno de los principales retos a los que nos enfrentamos en un futuro inmediato en el ámbito de la comunicación es la necesidad de incrementar los niveles de integración de las acciones y políticas de comunicación desarrolladas en los diferentes niveles y servicios de la institución al objeto de conseguir mayores niveles de coherencia de los mensajes que se emiten desde las principales unidades y servicios, y todo ello fortaleciendo el uso de herramientas de comunicación basadas en las TIC y en la creación de contenidos multimedia. Con estos retos en mente, se plantean tres grandes líneas estratégicas:

  1. Impulso a la comunicación institucional
  2. Fomento de la divulgación cultural y científica
  3. Apuesta decidida por la comunicación digital